Javier Martín

Empezó a tocar la guitarra en la adolescencia de la mano de un compañero que le inició en los primeros acordes y le dio las primeras nociones básicas para poder desarrollarse.

Su desarrollo musical fue autodidacta y tratando de imitar a sus ídolos del momento y estudiando todos los métodos cifrados que caían en sus manos terminó componiendo sus propias canciones.

Sus influencias musicales fueron de los más variadas, Víctor Jara, Silvio Rodríguez, Hilario Camacho y Joaquín Sabina fueron para Javier Martín sus grandes referentes.

También tomó como referencia a músicos y cantautores  anglosajones como Bob Dylan, Neil Young, BB King, Eric Clapton, etc.

En su época universitaria dio clases particulares de guitarra a escolares que se sentían atraídos por este instrumento.

Siempre se ha sentido afortunado de haber vivido las décadas de los 80-90, que resultaron inmensamente creativas musicalmente y participar activamente en lo que algunos llamaron la movida “Madrileño-Leonesa”.

Ha actuado en varios Colegios Mayores de Oviedo, como el “Asturias” o el Colegio Mayor “América”.

También en la provincia de León, tocando en discotecas de Boñar y Bembibre y en varios pubs de la ciudad de León, como  “Garabatos”, “El Violín”, “El Pierrot”, la discoteca “Mithos”.

Durante el presente año 2019 ha acompañado la presentación del segundo libro de poemas de Cristina Flantains, “La quilma del sembrador y la clemencia de Maldoror”, interpretando  canciones compuestas a partir de varios de sus poemas en el pub Ret Marut de León. Del mismo modo, acompaña musicalmente a otros poetas como José Antonio Vallejo Aller o Carmen G. Pinillas, en la capital leonesa.